Un país que avanza desde 16 anos hacia el socialismo

Durante los 16 anos de revolución bolivariana el Venezuela padeció de tentativas constantes de estabilización por parte de los miembros de la derecha y de la extrema derecha, sean militares o civiles : golpes de Estado a repetición, guerra económica, violencias y sabotajes organizados, conspiraciones, asesinos de dirigentes chavistas y de periódicos, ataques contre la población.

La ultima tentativa fue desmantelada el 12 de febrero de 2015, día del desfilado de la Victoria (conmemoración de la victoria de un millar de estudiantes de Caracas sobre las tropas españoles durante la guerra de independencia), en la cual jóvenes oficiales de las fuerzas armadas tenían que bombardear centros estratégicos de la capital – la sede de la televisión latino-americana Telesur, la Asamblea Nacional, el Palacio presidencial, el Ministerio de la defensa -, en una coalición política que iba de la extrema derecha a los social-demócratas encabezando por el alcalde del metrópoli de Caracas Antonio Ledezma. Este había ya organizado las violencias de 2014 durante las cuales 43 ciudadanos murieron, al lado de Leopoldo López, líder del partido Voluntad Popular que fue arrestado el 20 de febrero de 2014, y que ahora se junto a el en la cárcel.

Enfrentar a golpes de Estado permanentes

Este nuevo golpe de Estado tenia por objetivo de instituir un “gobierno de transición”, sostenido por un manifiesto qui fue publicado el día anterior en el periódico de oposición El Nacional con el titulo “Llamado a los Venezolanos para un acuerdo nacional de transición” que se proponía de aplastar a Nicolás Maduro, legalmente elegido hasta 2019. Sin embargo el sistema electoral de Venezuela – con un record de 19 elecciones en 15 anos, consideradas como legitimas y transparentes por los observadores de la Unión Europea y de la Organización de los Estados Americanos – fue reconocido como el mejor en el mundo por Jimmy Carter y obtuvo la primera place por el respecto de las normas fundamentales de democracia y de equidad social por la Fundación para el Avance de la Democracia (FDA), como por numerosos organismos internacionales mostrando que “el Venezuela tiene las marcas de confianza ciudadana en la democracia para toda America Latina”.

Los objetivos de la derecha radical venezolana, cuyas tentativas se han desarrolladas desde la muerte de Hugo Chávez hace dos anos, revindican con cinismo principios de democracia para tratar de volver al neoliberalismo y a sus privatizaciones, retomar la mano en los órganos del poder publico, romper las alianzas construidas entre los diferentes países de America Latina y el Caribe. Utilizan para eso todos los medios para sabotear la economía del país : organización de las penurias de alimentos, productos sanitarios, medicamentos, organización del contrabando y de la especulación, mercados paralelos y tráficos con la mafia colombiana.

Esta derecha venezolana tiene sostén de los Estados Unidos que representan una amenaza perpetua para el Venezuela con sus bases militares instaladas particularmente en el Perú, Honduras, Colombia, alimentadas hoy con nuevas fuerzas de los marines norteamericanos y material aéreo. Los grandes medias llevan una campana constante de desinformación, con mentiras, sondajes falsos, desarrollados por la prensa y los medias internacionales que se dicen objetivos, como en Francia con Le Monde, Courrier Internacional, Liberación, la televisión nacional France 2 o France Culture, y en España con El País o ABC. Estos medias, en nombre de la libertad de expresión, practican una real censura y una campana de intoxicación para desacreditar la revolución bolivariana, presentando el Venezuela como una dictadura feroz, un régimen totalitario que tiene necesidad de una “transición hacia la democracia”, un país que sufre de una “crisis humanitaria” en relación a las penurias (70% de la alimentación esta en manos del sector privado) y donde las personalidades políticas y militares de derecha encarceladas serian “prisioneros políticos” aun si ellos tienen que responder frente a la justicia de actos ilegales que ambicionaban echar abajo el orden constitucional legalmente establecido en el Venezuela.

Fuerzas de derecha impotentes a romper la movilización popular

A pesar de estas tentativas abortadas contra el gobierno venezolano, esta derecha es cada vez mas impotente para movilizar sus miembros y tiene que apoyarse en intervenciones exteriores para llevar a cabo su guerra contra el pueblo. Sus llamados a hacer encuentros pacíficos no engañan a nadie hoy sino una minoría de gente y desembocan nuevas violencias y revueltas que tienen por objetivo desarrollar miedo en la población. Pero ella, poniendo en juego su propia vida, demuestra en masas en las calles, con una fuerza tranquila, su voluntad y su determinación a defender las conquistas económicas, políticas, sociales, culturales de esta revolución bolivariana.

El 28 de febrero una movilización popular inmensa invadió las calles de Caracas para oponerse a la ingerencia de los Estados-Unidos. Ahí Nicolás Maduro anuncio algunas medidas en respuesta a las sanciones impuestas por este país en violación al derecho internacional contra su administración : entrada en el territorio prohibida por los funcionarios cómplices de actos terroristas (George W. Bush, Dick Cheney, ex director de la CIA, entre otros), igualdad de representación de las embajadas qui tienen 17 representantes venezolanos en Washington contra 100 funcionarios americanos en Caracas, igualdad de tratamiento de los visas qui serán ahora pagado al mismo precio que imponen los Estados-Unidos para todos ciudadanos venezolanos que entran en territorio americano, interdicción de reuniones de funcionarios americanos en la embajada US sin un acuerdo anterior del gobierno venezolano.

El 9 de marzo los Estados-Unidos iban mas allá en la escalada de su guerra contra el Venezuela con una declaración de Barack Obama que decretaba “la urgencia nacional en Estados-Unidos frente a la amenaza inhabitual y extraordinaria, para la seguridad nacional y nuestra política exterior, que es el Venezuela”. Esta declaración puso en marcha inmediatamente reacciones de la UNASUR (Unión de las Naciones Sur-Americanas que junta 12 países : Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay, Venezuela), que convoco una encuentro de urgencia en Quito el 14 de marzo para rechazar unánimemente este decreto de los Estados-Unidos como una “amenaza de ingerencia y de violación de la soberanía y del principio de non intervención en los asuntos interiores de otros países”. Después fue la CELAC (Comunidad de los Estados Latino-Americanos y Caribes compuesta de 33 países), los 134 países miembros del G77+ China que se han reunido para afirmar su rechazo de este ataque de los Estados-Unidos, que tiende a recordar el golpe de Estado de 1973 en Chile contra Salvador Allende.

Una nueva relación de fuerzas esta en marcha en el mundo. Numerosas movilizaciones fueron organizadas en el continente latino-americano para defender la democracia venezolana, en Brasil, en Argentina, en Bolivia, en Ecuador, en Nicaragua, en Cuba y en todo el mundo incluso en Europa, y la campana de petición llamando a rechazar este decreto de los Estados-Unidos llevo a fin de marzo a tener 5 millones de firmas. Por otro lado el secretario general de la UNASUR, Ernesto Camper, dio un fin a las medidas unilaterales tomadas por el gobierno estadounidense contra el Venezuela diciendo : “si no había mas bases militares norte-americanas en America del Sur, eso constituyera un buen inicio para el nuevo agenda de las relaciones que hay que establecer entre los USA y America Latina”.

El programa socialista de la revolución bolivariana

La arrogancia del imperialismo yanqui no tiene limite en su voluntad de hacer plegar los Estados que no adhieran a su concepción económica y política, y a las reglas que busca imponer al nivel mundial. El Venezuela es para el un peligro que se extiende en relación a sus avances hacia el socialismo, porque es una fuente de desarrollo para nuevos gobiernos que nos quieren someterse a la hegemonía estadounidense, y porque vehicula otra concepción de la sociedad que pone al centro de su acción los derechos sociales y la participación de la gente.

La desaparición de Hugo Chávez no paro el proceso de la revolución bolivariana, como lo esperaba la derecha mundial, al contrario. Las estadísticas muestran que en 20 anos el país se ha desarrollado : en 1990 30% de la población tenían 61% de la riqueza nacional. Mientras la mayoría del país no tenia acceso a la educación, la salud, la seguridad, el trabajo, la buena alimentación, los disfrutes, la cultura, la primera tarea de Hugo Chávez fue de responder a las necesidades vitales de la población y en prioridad erradicar la pobreza. Utilizo para esto la estatización del petróleo y la renta que esta generaba para desenvolver una política de redistribución al servicio del pueblo, con un programa que tomaba 60% del PIB del país por las inversiones sociales : construcción de alojamientos, servicios públicos gratuitos, salud y educación para todos.

El Venezuela al fin de 2014 es uno los contados países – sino el único – que anuncia una baja de la desocupación que llego a 5,5%, el mas alto nivel de renta desde cien anos con el establecimiento de un salario mínimo indexado sobre el costo de la vida, que en enero aumento de 15%. Es la erradicación del hambre que fue saludada en 2013 por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la enseñanza publica gratuita para todos y a todos los niveles (primario, secundario, universitario), las conquistas de derechos del trabajo para la seguridad del empleo en el sector publico como privado, un plan muy largo de construcción en el cual 600.000 alojamientos esta ya entregados, con una previsión de 400.000 mas para 2015. Es también la organización de las comunas et de un poder popular con los Consejos Comunales, el respecto de los derechos de las mujeres, de los ecologistas, de los discapacitados, de los homosexuales, de los colectivos campesinos y de todas las comunidades del país.

La constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela fue escrita con un principio fundamental : “un Estado luchando para la defensa del interés general”, que se expresa concretamente en una inversión de la repartición de las riquezas con gastos sociales que ascienden a 62,46% hoy contra 36,82% antes de la revolución. Eso permitió al Venezuela de resorber la extrema pobreza qui regreso de 49% a 19% entre 1998 y 2013, desarrollar centros sanitarios en todo el país con une crecencia de 150%, grupos escolares que han crecido de 188%. Es en 2005 que la UNESCO declaro oficialmente el Venezuela “territorio liberado del analfabetismo”.

El derecho para todos a la educación, a la cultura, al deporte, a la comunicación, a la información, al alojamiento, a la alimentación, a envejecer en la dignidad, ha permitido un desarrollo extraordinario de todos los que estaban excluidos de todo eso. Es porque hoy mujeres qui estaban doblemente oprimidas, como mujeres y como campesinas, son capaces de escribir poemas magníficos que son herramientas de lucha para llevar la critica y la autocrítica de una sociedad que se esta transformada y donde el patriarcado y el machismo no tienen que reproducirse :

Nos quisieron en casa, zurciendo, obedeciendo, pariendo con dolor

Aguardando la hora final, diciendo: sí, padre; sí, esposo; sí, dios…

Y aquí nos tienen con los ovarios plenos como granadas

Como banderolas y municiones en vez de escapularios y rosarios

O con todo a la vez, pero dignas, ya no calladas, marchando…

Nos querían calladas, y ahora cantamos

Nos querían surcos de lágrimas y ahora somos ríos

Nos querían concediendo y ahora resistimos, avanzamos y damos combate…

Nos querían brisa callada, ahora somos viento…”

Todas estas conquistas en el plan económico y social están para defender frente a un imperialismo que busca con todos los medios reducir su alcance y hacerlas retroceder. La construcción de un Venezuela socialista donde el ser humano esta el centro y no el dinero, necesita el sostén de todos los movimientos progresistas del mundo. Es por eso que nosotros defendemos la idea que el Venezuela es una esperanza para toda la humanidad.

5 de abril de 2015